AY, NO, RONALDO Y PARIS HILTON…

PARIS-RONALDO

   ¿Acaso fue mano?

   Ese grupo horrible de fisgones del TZM, un programa casi delictivo, parece haber pillado a la flaca desgarbada (y en verdad no muy bonita) París Hilton con nuestro jugador de futbol luso favorito, No, no Figo, ese ya es una estrella legendaria, hablo de uno de los nuevos: el Cristiano Ronaldo. Este joven que nos encanta ver jugar porque le pone un mundo en cada encuentro, aunque por alguna razón sus equipos siempre se quedan en la recta final, brindándonos la emoción oscura de verlo llorar como una madre (pobre, lo que sufrió con la derrota que les propinó el Barcelona fue de padre y señor mío), anda saliendo con el gancho de ropa ambulante.

   Andaba en una de barranco celebrando con ella su contrato millonario con el Real Madrid, el cual parece destinado esta temporada a revivir el viejo esquema de los todos estrellas, ya que también fichó al Kaká. La pareja Hilton-Ronaldo fue vista en Hollywood, en una de tocaderas como le encanta a esta flaca, que de su vida ha hecho una vitrina a la cual no quieren asomarse sus familiares. También intercambiaron miraditas y besitos, ¿no son lindos?

   Pero no es que andan en una de encontrarse de pronto, al parece la París confirmó en el lugar mismo donde bonchaban, que era novia de la estrella  portuguesa del balón pie… aunque apenas llevaba 24 horas de haber dado por terminada su relación con Doug Reinhardt. Para qué esperar más, debe haberse preguntado. Ah, niña para…

RONALDO-PARIS

   Aseguran que la catira de rostro algo extraño ya había intentado un acercamiento el año pasado con el muchacho, quien no le paró, pero ahora, de vacaciones en California, fue él quien la buscó. Cuentan que llegó al club nocturno, My House, donde ella compartía con amigos, se acercó y no se le despegó en toda la noche. Y viéndolo bien, esa flaca, para salir de fiestas y rochelas debe ser bien divertida, aunque algo peligrosa. Ojalá al futbolista no le de por conducir borracho o entonado de algo más, y termina fichado pero en una comisaría (uno ya lo imagina llorando).

   Repito, ojalá le vaya bien. A los dos; él cae bien y ella tiene algo de infantil, la recuerdo llorando cuando la regresaban a la cárcel esa vez, se veía tan confusa e indefensa, como preguntándose cómo puede pasarme esto a mí, y daba vaina. Esta niña es tremenda…

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: