CSI MIAMI: HORATIO CAINE ¿MUERTO?

csi-miami

   Este domingo antepasado, a las diez de la mañana, presencié por fin, y por segunda vez, el final de la última temporada de este serial de investigaciones criminales, CSI Miami, la mejor de las tres en mi modesta opinión ya que combina la inteligencia de los argumentos de todas, con un elemento más policial clásico: se caen a tiros con los malos, hay peligros. Sus personajes también me gustan más, la fría, hermosa como una muñeca y empavada en cuestiones de amores, Calleigh Duquesne (Emily Procter). Está Alexx Woods (Khandi Alexander), esa bella negra, madura, delgada y ágil, de porte felino. Me gusta su naturalidad y su humanidad, también se ve intensa, casi agresiva en comparación con Calleigh. Está Horatio Caine (David Caruso), con esa cara tan mortificada, salado en su vida privada. Y se encuentra mi personaje preferido de todas las CSI, Ryan Wolfe (Jonathan Togo). ¿Que por qué? No, no es como sostienen quienes me conocen, que tiene un parecido lejano, muy superficial y a la distancia con Jake Gyllenhaal. Este personaje me gusta porque es el que se equivoca, el que estira las reglas, el envidioso, el competitivo, el algo intrigante, el que hace al tonto; esos episodios donde celaba a Natalia Boa Vista fueron geniales. Y ese capítulo donde ‘robó’ un logro de Erick Delko (Adam Rodríguez) y todos lo tenían en salsa, fue muy bueno.

   Pues bien, al final de la temporada pasada, la quinta, quedaron varias cosas en el aire: Calleigh y Delko parecían querer y no querer estar juntos; yo realmente esperaba que algo pasara y se resolviera, pero más importante, quería saber sí a Wolfe lo sacaban o no definitivamente del equipo. Quedó muy bien. Y comenzó la nueva etapa, y en esta noté flojera argumental, muchos periquitos tecnológicos en contra de libretos sin gancho. Ya no investigan buscando huellas o rastros de saliva, ahora había maquinitas que buscan no sé qué olores en el aire, fragancias raras y cosas así. Maquinas capaces de encontrar ADN en una huella seca de sudor, computadoras que montan y desmontan imágenes que no estaban. Esa computadora donde se tocaban las imágenes y había que lanzarlas para que resaltaran, resultó más bien chocante. ¿Por qué? Porque antes uno podía decirse: “si nuestra policía investigara así, todo lo resolverían”. Ahora no, más bien parece cosa de ciencia ficción. No sé que ocurre, o cambiaron los libretistas o al director, pero esta última etapa dejó bastante que desear. Hubo capítulos muy buenos, como ese donde aparece el hijo de Caine, Kyle, algo traído por los cabellos pero que resultaba interesante. Creo que Caine merece una familia (no debieron matar a Marisol tan pronto, eso fue deprimente y lo deshumanizó aún más, casi lo hacen ver como un súper hombre, un Batman cualquiera).  Estuvo genial el de la cyber celebridad, así como el asesino que no podía salir a la luz del sol; o el de tráfico de drogas en aquel colegio, donde Calleigh estuvo involucrada en una posible conducta inapropiada. El de la niñera, con todo y lo rebuscado de las ‘pruebas’ colectadas, fue bueno, porque era un simple crimen, hubo una víctima, un motivo y una investigación. Pero todo muy superficial.

   Por alguna razón los personajes aparecen como muy poco, Delko y Wolfe salen de escena en escena, y creo que en ninguna aparecían compartiendo, ellos que tenían buena química en pantalla, de enfrentamientos, era algo atractivo de la trama, casi de tensión sexual, como cuando disputaban por Natalia, o cuando Delko desatendía sus obligaciones por andar con Marisol en el hospital, cuando a Wolfe le dispararon el clavo aquel en el ojo. ¡Delko se veía tan afectado! Y las tramas mismas donde Ryan temía quedarse ciego y esas cosas, fueron buenas. En esta no. Aparecían con rostros de dolor de barriga, decían dos o tres cosas sin emoción y ya. En un capítulo aparece la madre de Kyle, Julia Winston (Elizabeth Berkley, muy lejos de su imagen de Salvado por la Campana) el hijo de Horatio Caine, y parecía más una villana para Falcon Crest o algo así que para una serie semanal. Elizabeth se ve hermosa, pero su personaje es muy traído a la fuerza. Aparece como la asesina de su marido en el primer episodio donde aparece, y no pueden probarle nada, ellos, una gente que le prueba todo a todos; y en los siguientes capítulos Caine se preocupa de esa pobre chica porque un peligroso vividor, Ron, la ronda. ¡Fue tan absurdo! Dejar capítulos sin resolver, dejar todo como para un gran final, fue malo. Y para colmo Alexx Woods, la forense, se retira de la serie.

   Bien, el gran final, en Miami se comete un crimen, qué raro, donde muere la supuesta sustituta de Alexx, una tipa que se veía bonita, eficiente y preparada (lástima que la matan allí mismo), y la investigación los lleva a buscar unas balas de aleación especial, capaces de atravesar cualquier material, y desbaratándose como agüita de borrajas ante el calor corporal. Es decir, atraviesan todo, matan, y el calor del cuerpo las deshace y es imposible investigar. También los lleva al hombre que anda con la madre del hijo de Caine. Por equis y ye, Caine convence a Julia de verse en un aeropuerto a tal hora. Antes de la cita varios personajes dan pasos extraños: el tipo aquel, Ron; Kyle, el hijo de Caine, Julia y hasta Ryan Wolfe. De pie frente a un aeroplano pequeño, Caine espera y recibe un balazo, que imaginamos es una de esas balas mortales; pero en un juego limpio, el director hace un paneo de la hélice y el motor de la avioneta, fuente de calor que deberá afectar el funcionamiento del arma, lo que deberá alterar el plan del asesinato, siendo todo eso una estratagema de Caine, seguramente con Wolfe (espero), para atrapar al sujeto. Creo.

   Me gusta esta serie, este domingo me senté a ver si llega la nueva temporada, pero me hicieron como con NCIS, que repitieron la temporada, llegaron al último episodio ¡y se regresaron de nuevo! Pero les digo, esta temporada de CSI Miami dejó mucho que desear. Y ojalá no salgan con el balde de agua fría de meter preso o matar a Wolfe.

Julio César.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: