LADRILLO SOBRE LADRILLO

   -¿Soy lo que un día esperaste de la vida?

   A veces debemos levantar muros tras los cuales ocultarnos para protegernos porque hay momentos cuando el corazón sangra, el alma llora y la vida escapa con cada bocanada de aire, y sabemos que si el mundo lo nota puede lastimarnos aún más. Pero esos muros crecen, endurecen, se eternizan, y lo que un día levantamos contra el dolor puede evitar que nos alcance la felicidad, y esta quedará fuera de nuestras vidas, llamándonos a gritos, desesperada, sin que reparemos en ello. ¿Se puede vivir sin felicidad, sintiéndose vacío, inconcluso, mirando con secreto pesar la dicha ajena? No lo sé; pero ¡qué difícil es saber y reconocer el momento que se vive!

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: