JAKE, ¿PARA CUÁNDO…?

   Aunque no hay apuro, muchachón, disfruta…

   A principios de este año, antes de la infausta noticia de la partida de Heath Ledger, los amigos de la hoguera estábamos pendiente de un acontecimiento que debía ocurrir en cualquier momento: el matrimonio de Jake Gyllenhaal. Nuestro muchacho pensaba dar el gran paso, y estaba saliendo con esa catira bonita de rostro dulce (que se ve increíble en los carteles de labiales de AVON), Reese Witherspoon, la agradable joven que dio vida a la azarosa chica boba estudiante de leyes en LEGALMENTE RUBIA. Se decía que iban camino al altar. Mis amigas, Carmen y Fátima, andaban de cama. Carmen alegaba que esa lagartona se lo había quitado (¿no es triste?).

   A mí me gustaba la idea. Cuando Jake y Reese aparecían en público, atractivos, sonrientes, serenos, conformaban una pareja realmente llamativa. Los rumores sostenían que Jake se le había declarado a la rubia durante unas vacaciones juntos en la ciudad eterna, Roma (¿no es romántico?). Pero no todo fue como en las películas, Reese, al parecer, respondió que todavía no ya que su separación de Ryan Phillippe, era aún muy resiente y no deseaba causar tensiones dentro de las familias. Su matrimonio con el catire había durado bastante, para ser Hollywood, ocho años, y el divorcio se había concretado en octubre del 2007. Jake, dicen, lo entendió y le aclaró que su propuesta era para que ella entendiera la seriedad de sus intensiones. Por cierto, este catire, Phillippe, que actúa más o menos bien, cayó en desgracia (al menos conmigo), por unas declaraciones odiosas que dio contra Jake. Obviamente hablaba el resentimiento, pero fue ruin.

   Pero lo importante, y que se corrió como reguero de pólvora los primeros mese de este año, fue que la joven cambió su respuesta y decidió darle el “sí” a nuestro muchachón de ojos grandes. Imagino la alegría de Jake, en ese momento. Amigos comunes dicen que están hechos el uno para el otro, que Jake está loquito por ella, y ella lo quiere. Se asegura que a los  amigos de la novia les cae muy bien el joven de mirada clara y sonrisa perenne (¿y a quién no iba a agradarle Jake Gyllenhaal? De hecho la obsesión de la protagonista de la serie LAS NUEVAS AVENTURAS DE LA VIEJA CHRISTINE, la recordada Eileen Brennan de Seinfeld (Julia Louis Dreyfus), por él, es una de las cosas más comprensibles del mundo, y que me hace amarla.

   El año va trascurriendo, de prisa como parece suceder siempre ahora, y aunque conviven (él está con ella y sus dos hijos), no se habla de matrimonio. Ojalá suceda lo mejor para los dos, son gente bonita que parecen buenas personas, merecen lo mejor. A mis amigas les digo que dejen sus celos (Dios, cómo sufrieron, y en verdad la idea era como extraña para todos), que quien quiere, como quieren a Jake a pesar del tiempo que transcurre, se alegra con el bien de la persona amada. Su risa de felicidad, la dicha de su corazón, también será un poco nuestra. Por cierto, ¿imaginan a un hijo de estos dos en la escuela? Uno ve a la maestra pasando lista: Christopher (por decir algo) Gyllenhaal Whitherspoon. Van a tener que anotárselo en una tarjeta.

   Sin embargo, en una publicación resiente, representantes de ambos, al parecer, aclaran que los jóvenes no están considerando el matrimonio, y dejan entender que ni comprometidos están, ¿qué habrá pasado? Esperaremos y veremos…

Julio César.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: